• (+57 4) 448 68 93
  • doctordiegohernandez@gmail.com

¿Como curar el acné?

El ozono tiene una serie de características que lo hacen la mejor solución natural contra el acné. Son las siguientes:

  • Desinfectante más poderoso que existe: al contacto con cualquier bacteria, virus u hongo, lo destruye por completo e impide de esta forma su reproducción y propagación a los alrededores de la zona afectada.
  • Antivicrobiano: actúa mediante oxidación directa destruyendo a los microorganismos y mediante citotoxicidad inactivando rutas enzimáticas necesarias para su supervivencia.
  • Antiinflamatorio: tiene la capacidad de oxidar compuestos que contienen enlaces dobles, entre ellos el ácido araquinódico y las prostaglandinas, sustancias biológicamente activas que se sintetizan a partir de dicho ácido y que participan en grandes concentraciones en el desarrollo y en el mantenimiento del proceso inflamatorio.
  • Cicatrizante: estimula la microcirculación de la sangre y con ello la regeneración del tejido de nuestra piel.
  • Regenerante: compuestos formados en la ozonización de los aceites liberan factores de crecimiento (PDGF, VEGF) que van a incidir en la remodelación tisular, lo que provocará que la piel se recupere antes de las marcas y cicatrices que deja el acné.
El ozono ayuda a la piel a regenerarse, por lo que es una terapia muy efectiva en casos como manchas, cicatrices, quemaduras...pero en cualquier piel puede tener un efecto beneficioso gracias a su efecto limpiador. Elimina la suciedad de los poros y las células muertas, haciendo que la cara quede libre de impurezas y reciba una mayor oxigenación.
Tiene una especial eficacia en el control del acné, debido a su acción gemicida, que elimina infecciones, hongos o virus presentes en la piel. Dado que el acné se produce al enquistarse e infectarse los poros de la piel taponados por la grasa la acción del ozono ayuda a abrir los poros, desinfectarlos y eliminar la obstrucción. Conviene aplicar el tratamiento regularmente para evitar que el problema reaparezca.
La principal ventaja del tratamiento con ozono consiste en que se trata de una terapia natural, rápida y eficaz. Sus efectos se notan de forma casi instantánea, y al estimular las células de colágeno y elastina produce un efecto beneficioso a largo plazo para regenerar la piel, manteniéndola hidratada y oxigenada. Al tratar las capas profundas de la piel es el tratamiento indicado para tratar aquellos problemas faciales con más persistencia como es el caso del acné, herpes u otras infecciones, en los que tiene una alta tasa de éxito.

A cualquier edad, aunque principalmente en la fase de la adolescencia, empiezan a brotar en nuestra cara, tanto en hombres como en mujeres, esos incómodos granos y espinillas a los que llamamos acné. En la etapa de la pubertad se convierte en la causa principal de muchos complejos y baja autoestima, es en este momento cuando los padres se ponen a la tarea de visitar a médicos profesionales para que le ayuden a resolver este "problemilla".

Esta enfermedad afecta a las glándulas sebáceas. Los folículos capilares de la piel (o poros) que contienen glándulas sebáceas, las cuales producen sebo, que es la grasa que lubrica el pelo y la piel. La mayor parte del tiempo, fabrican la cantidad adecuada de este. Pero conforme el cuerpo empieza a madurar, las hormonas las estimulan para que fabriquen sebo en exceso y estas pueden volverse hiperactivas.

Si hay un exceso de sebo y demasiadas células dérmicas muertas, los poros se obstruyen. Entonces, las bacterias (especialmente las de la especie Propionibacterium acnes) pueden quedar atrapadas dentro de los poros y reproducirse, haciendo que la piel se hinche y enrojezca. Cabe resaltar que su aparición no solo es en la cara, también puede manifestarse en la espalda, pecho y cuello.

A veces, el vello, el sebo y las células de la piel se juntan y crean un "tapón" o una obstrucción en el poro. La bacteria que está presente en el tapón causa hinchazón. Cuando el tapón comienza a deshacerse, se forma una espinilla.

El acné va acompañado de muchos tipos de granos, los más comunes son:

  • Puntos blancos: granos que se quedan debajo de la superficie de la piel.
  • Puntos negros: granos que suben a la superficie de la piel y se ven negros; lo que no significa que el poro esté sucio.
  • Pápulas: pequeños bultos de color rosado que pueden doler al tocarlos.
  • Pústulas: estos granos son rojos por debajo y tienen pus por encima.
  • Nódulos: granos grandes, dolorosos y sólidos que están dentro de la piel.
  • Quistes: granos profundos, dolorosos y llenos de pus que pueden dejar cicatrices.

El acné es la enfermedad de la piel más común. Las personas de todas las razas y de todas las edades pueden padecerlo. Sin embargo, el acné es más común en los adolescentes y en los jóvenes. Se calcula que un 80 por ciento de todas las personas entre las edades de 11 y 30 años tienen brotes en algún momento. Aún así, hay personas que se le manifiesta incluso después de los 40 y los 50 años. Médicos en todo el mundo han tratado de averiguar las causas exactas para conocer por qué se produce este brote en la piel y han llegado a los siguientes motivos más frecuentes:

  • El aumento hormonal durante la adolescencia.
  • Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo.
  • Comenzar o dejar de tomar píldoras anticonceptivas.
  • Los factores hereditarios (si sus padres tuvieron acné, usted también lo puede tener).
  • Ciertos medicamentos.
  • Mala o inadecuada higiene.
  • El maquillaje abundante, de mala calidad y graso.

La función del ozono para eliminar el acné.

Entre otras de las propiedades del ozono está la de eliminar el indeseado acné. Actualmente existen en el mercado muchos productos para tratarlo, pero son pocos los que existen con fórmulas naturales, sin químicos y sin ser abrasivos para la piel. Existen diversas formas de administrar el ozono para enfermedades cutáneas:
  • Insuflación anal con gas de ozono médico. Se realiza durante pocos minutos y forma parte de una vía sistémica ya que por medio de la absorción anal del ozono, éste se distribuye por todo el cuerpo por intermedio de las venas y arterias.
  • Insuflación localizada de ozono en las lesiones.
  • Infiltración de ozono en las lesiones cutáneas.
  • Utilización de cremas o aceites ozonizados sobre estas.
  • Infiltración del ozono en la sangre

El ozono combate todo tipo de bacterias, virus, hongos, sebo y cualquier otro elemento perjudicial que se pueda adherir a nuestra piel, favoreciendo la aparición de acné. Rompe su cadena de ADN e impide que el elemento se reproduzca o aprenda a ser inmune, como ocurre en el caso de muchos medicamentos, e incluso antibióticos. Además, es un gran cicatrizante ya que estimula la microcirculación de la sangre y con ello la regeneración del tejido de nuestra piel. Entre otras de sus características se encuentran:

  • Excelente germicida.
  • Eliminación de toxinas.
  • Reactivación del metabolismo celular.
  • Óptimo cicatrizante y regenerador de tejidos.
  • Mejora la oxigenación de los tejidos y la circulación.
  • Método completamente natural.