• (+57 4) 448 68 93
  • doctordiegohernandez@gmail.com

Hernia Discal tratamientos con Ozonoterapia

¿Por qué funciona el ozono en la hernia discal?

En las hernias discales se produce un efecto hidrófugo. El núcleo pulposo de las hernias contiene gran parte de agua y mucopolisacáridos.

El O3 (Ozono) causa una lisis o dispersión del agua y una oxidación de los mucopolisacáridos que conforman el núcleo, al liberarse, conlleva una desecación del disco, eliminando la presión sobre la raíz, y por ende el dolor. Además favorece la cicatrización de este núcleo que ya no posee características hidrópicas (retención de agua). Con ello, la hernia disminuye de tamaño e incluso puede desaparecer.

Además la ozonoterapia actúa en este caso eliminando el factor inflamación porque favorece la eliminación de las sustancias mediadoras del dolor y en particular varios mediadores que en este caso particular se ocupan de amplificar la sensación dolorosa.

En el caso de la inyección intradiscal hay pruebas fehacientes de que el ozono reacciona con componentes macromoleculares complejos, como los proteoglicanos y los glucosoaminoglicanos. La reacción conlleva la oxidación de estos sustratos y la degradación de cadenas intra e intermoleculares, lo que lleva a la desintegración de la estructura tridimensional. El colapso libera el agua atrapada, que, después de reabsorberse, permiten reducir la presión intradiscal y la consecuente desaparición del dolor, al disminuir la compresión sobre la raíz nerviosa.

Como el ozono se libera también a lo largo del trayecto de la inyección (intraforaminal), el efecto terapéutico final se debe a la combinación de efectos vasculares y bioquímicos (mejor oxigenación, corrección de la acidosis local, desaparición de la estasis venosa y linfática).

Un estudio de meta-análisis reciente demuestra que la ozonoterapia es tan eficiente como la cirugía, pero con un índice mucho menor de eventos adversos y también enormes ventajas en cuanto a los costos.