• (+57 4) 448 68 93
  • doctordiegohernandez@gmail.com

Ozonoterapia aplicado a la Estética

Particularmente afín con las grasas y proteínas, el ozono hace que se transformen en hidrófilas, o sea hace que puedan disolverse en agua. El tratamiento con ozono produce una movilización general de todas las sustancias que producen la celulitis y los resultados de eliminación y restauración son asombrosos, devolviéndole toda la vigorosidad que tiene la piel a niveles internos y externos. En el cuerpo la eliminación de toxinas es fundamental desintoxicante y un excelente revitalizador orgánico integral.

Acciones biológicas del ozono: Debido a su gran poder oxidante y con base en los mecanismos de acción antes citados, el ozono ejerce las siguientes acciones biológicas principales: restauración de la piel, acné y micosis cutánea, soluciona problemas de cicatrización, drenaje linfático y venoso: elimina tejido adiposo, especfico para el tratamiento de celulitis, reafirma y tonifica los músculos, tratamientos faciales que regeneran el tejido, mayor facilidad del recambio hidro-salino y lípidos , de la diuresis por la ingestión de agua cargada con ozono y la eliminación úrea, acción antiinflamatoria interna y externa, acción bactericida y viricida en las zonas con problemas fúngicos, mejoramiento de la función respiratoria Relajación muscular y nerviosa, mejor oxigenación sanguínea.
La Ozonoterapia aplicada de forma externa: En extremidades sobre las zonas con micosis, úlceras, desórdenes periféricos, circulatorios de la ancianidad, úlceras varicosas, alivio y supresión del dolor, erradicación de hongos, escaras, llegando hasta las zonas óseomuscular por su acción penetrante en centros nerviosos afectados. La penetración del ozono; habiendo desobstruido los poros de respiración de la piel, produce mediante el proceso de oxidación de los lípidos y grasas el ingreso al torrente sanguíneo e ingresando a todas las áreas musculares y circulatorias.
Acción del Ozono en el metabolismo: En el metabolismo, genera una organización a niveles moleculares muy importante; acción sobre el metabolismo glucoso, metabolismo proteínico y sobre los lípidos interviniendo en su catabolismo de las grasas, determinando un importante aumento de la producción de energía. .